miércoles, 19 de diciembre de 2007

Alcaldesa y concejales de Sucre se suben los sueldos; la gente reacciona indignada

ABI

Sucre, 18 dic (ABI).- El Concejo Municipal de Sucre, uno de los bastiones de la demanda de capitalidad que por tres meses impidió el desarrollo de la Asamblea Constituyente, decidió incrementar el nivel salarial básico de 10.070 a 12.570 bolivianos de los jerarcas ediles a partir de la gestión 2008. La medida fue criticada y rechazada por la ciudadanía y los concejales de oposición.

Sin embargo, el presidente del Concejo Municipal de Sucre, Fidel Herrera, justificó la determinación con el argumento de que el nivel de responsabilidades que deben asumir tanto los concejales como la alcaldesa Aydée Nava es de vital importancia y delicado tratamiento.

Con esta reposición, Herrera percibiría un salario de alrededor de 16.000 bolivianos y la alcaldesa Nava unos 20.000 bolivianos incluidos sus gastos de representación.

Esta determinación fue lamentada por el concejal opositor Edmundo Yucra, quien, junto a otro colega, criticó el hecho.

"El incremento que se ha aprobado el viernes va ha ser de 12.570 bolivianos, a eso hay que aumentar más el 50 por ciento para el presidente del Concejo que llegaría a ser más o menos unos 16.000 bolivianos y para la alcaldesa se incrementa alrededor del 70 por ciento, lo que subiría su remuneración mensual a cerca de 20.000 bolivianos", dijo molesto el concejal.

Yucra sostuvo que se opuso a la determinación mayoritaria del Concejo edil de incrementarse los sueldos por considerarlo inadecuado considerando la situación económica del país y principalmente de la región.

"Hay necesidades de subsanar para la misma inversión pública, se tiene que resolver diferentes problemas como municipio", sostuvo, aclarando que sólo un par de concejales de la oposición rechazaron la determinación.

"No estoy de acuerdo con la decisión asumida y en la misma forma entiendo que un par de concejales más tampoco", dijo.

La alcaldesa Aydée Nava y el presidente del Concejo, Fidel Herrera, fueron dos de los principales líderes que encabezaron las protestas regionales en demanda de la capitalidad plena para Sucre, encabezados por el Comité Interinstitucional.

Esas protestas derivaron en actos de violencia que paralizaron durante tres meses el desarrollo de la Asamblea Constituyente.

El 24 de noviembre, la violencia, durante un enfrentamiento entre civiles y efectivos policiales, dejó un saldo lamentable de tres muertos y más de un centenar de heridos. A casi un mes, no existe aún un informe oficial de balística sobre el calibre de las municiones que segaron esas vidas.

CIUDADANÍA
Varios ciudadanos consultados por la Agencia Boliviana de Información consideraron escandalosa la determinación del Concejo Municipal en virtud a que el incremento sólo llegaría a los altos niveles de la Alcaldía y no así a los trabajadores más humildes y necesitados.

Un taxista, que pidió no ser identificado ante eventuales actos de represión, opinó que los miembros del Concejo Municipal están aprovechando las fiestas de fin de año donde la gente está preocupada por su familia y los universitarios ya estarían desmovilizados, para ejecutar lo que denominó "la sinvergüenzura de rigor" de los políticos de siempre.

"Por el hecho de que la Alcaldesa y el señor Fidel Herrera hayan apoyado la reivindicación de capitalidad, no significa que se den la licencia de robarle al pueblo. No hay otra manera de llamar a lo que han hecho estos señores, es un robo", dijo, por su parte, una ama de casa.

"Soy médico de profesión desde hace cinco años y en el mejor empleo que he estado no he ganado mas de 3.500 bolivianos y estos politiqueros de un plumazo se aumentan 2.500 a sus ya exorbitantes sueldos en desmedro de la región y otros sectores que deben luchar meses para que les aumenten apenas 50 bolivianos", aseveró indignado otro ciudadano.

Con ese tenor estuvieron plasmadas las opiniones de varios sucrenses que indicaron que a partir de los primeros días de enero se movilizarán para evitar que se consuma la abusiva determinación del Concejo Municipal de Sucre.

Por su parte, el presidente del Concejo Municipal de Sucre, Fidel Herrera, argumentó que la "reposición salarial" a los once concejales y la de Alcaldesa se justifica en virtud al nivel de responsabilidades que deben asumir.

"Las bases de una justificación técnica, económica y jurídica de esta reposición para 11 concejales y la Alcaldesa se sustentan en el elemento que hace a la responsabilidad funcional", argumentó.

Explicó que los funcionarios del nivel 1 (concejales y Alcaldesa) son los directos y principales responsables de todos los procesos habidos en la institución.

"Es un riesgo por lo que uno asume esta responsabilidad y, además, hay que considerar el tema del nivel de la escala salarial y las situaciones que se han dado en términos operativos en el ejecutivo", trató de justificar.

Asimismo, complementó que los funcionarios del nivel 2 (oficiales mayores y asesores generales) en circunstancias normales superan los montos salariales que reciben los funcionarios del nivel 1.

La Alcaldesa y los concejales del municipio de Sucre, tendrán hasta concluido este mes de diciembre, un haber básico de 10.070 bolivianos y a partir del año 2008 el mismo será 12.570 sin contar los gastos de representación, con los que la Alcaldesa Aydée Nava ascenderá alrededor de 20.000 bolivianos y el presidente del Concejo, Fidel Herrera a 16.000 bolivianos.